martes

Claudio Rodríguez

¿El ruiseñor del Emperador, de Borges o de Keats? El humilde gorrión de Claudio Rodríguez.

No olvida. No se aleja
este granuja astuto
de nuestra vida. Siempre
de prestado, sin rumbo,
como cualquiera, aquí anda,
se lava aquí, tozudo,
entre nuestros zapatos.
¿Qué busca en nuestro oscuro
vivir? ¿Qué amor encuentra
en nuestro pan tan duro?
Ya dio al aire a los muertos
este gorrión, que pudo
volar, pero aquí sigue,
aquí abajo, seguro,
metiendo en su pechuga
todo el polvo del mundo.

Claudio Rodríguez, "Gorrión", de Alianza y Condena (1965)

3 Comments:

Blogger Leopold Bloom said...

Creo que Claudio Rodríguez ha sido un poeta olvidado de la generación de los 50. De producción escasa pero intensa, premio Adonais cuando era un crío por " El don de la ebriedad" . Me ha encantado tu blog.

3:54 a. m.  
Blogger planseldon said...

Claudio es -de entre los que han sido contemporáneos nuestros- mi favorito, sin ningúna duda.

1:28 p. m.  
Blogger E. G-Máiquez said...

Ave, Claudio!, por supuesto. Pero a mí, este poema suyo, a pesar del gorrión, que es un pájaro que me encanta, no termina de entusiasmarme. Me gusta mucho más el poema a las golondrinas. Pero sobre todo, a pesar de su tremendo dramatismo, es el grajo de "Incidente en los Jerónimos" el pájaro que asocio a CR.

3:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home